habitacion fresca

3 formas de controlar el calor en tu cama

Nuestra cama puede ser uno de los lugares más calurosos si no tenemos cuidado sobre cómo refrescar nuestro cuarto, por ello aquí te dejamos 3 formas de controlar el calor en el cuarto.

Durante todo el año, la mayoría de nosotros sueña con disfrutar del calor, pero, por mucho que odiemos quejarnos, cuando el tiempo se vuelve repentinamente caluroso, puede causar estragos en nuestro sueño.

Colores Para Habitaciones: ¿Con cuál me quedo? - Nomad Bubbles

Mientras que la mayoría de nosotros disfruta del sol durante el día, las largas noches de calor se caracterizan por la ausencia de sueño. Pero no te preocupes, si tu casa no tiene aire acondicionado, hay muchas formas sencillas de mantener tu dormitorio fresco durante los meses de calor para que puedas dormir mejor.

¿Cómo afecta el calor a nuestro descanso?

Un dormitorio caliente puede afectar a nuestro confort”, afirma Simon Williams, de la National Bed Federation (NBF). La temperatura del cuerpo tiene que bajar ligeramente antes de acostarse, por lo que no se puede dormir cuando hace demasiado calor.

La temperatura ideal de un dormitorio debería ser de entre 16 y 18 ºC, por lo que puede ser difícil sentirse cómodo en un espacio caluroso y congestionado, lo que hace que muchas personas sufran una noche de sueño alterada”.

Afortunadamente, hay algunas formas increíbles de mantenerse fresco cuando hace demasiado calor para dormir. Desde las almohadas refrescantes hasta la creación de una corriente de aire, pruebe estos pasos sencillos y eficaces para asegurarse de mantenerse fresco y cómodo en la cama este verano.

17 colores cálidos para pintar un dormitorio - Mil Ideas de Decoración

Cambia tu colchón por uno fresco

Es hora de cambiar tu colchón por uno que tenga una tecnología que ayude a refrescar tu espacio, existen muchas camas nuevas en el mercado y entre las marcas que más destacan son los colchones restonic y los spring air, los cuales cuentan con tecnología que ayuda al clima de tu colchón.

Por otro lado, las sábanas de invierno por otras de verano, con materiales naturales. Además de refrescar el dormitorio, unas sábanas más ligeras y transpirables pueden evitar la sensación de congestión y sudoración durante el sueño.

Las sábanas de algodón puro tienen beneficios sensoriales y, al ser naturalmente transpirables, ayudan a regular la temperatura y los niveles de humedad mientras se duerme”, explica Lucy Ackroyd, Jefa de Diseño de Christy. Evitan la temida sensación de humedad que se experimenta con las fibras sintéticas”.

 

No sólo eso, sino que los tejidos de alto número de hilos son más suaves en contacto con la piel, por lo que, además de ser mucho más cómodos, es menos probable que te sientas enredado o atrapado por tejidos más ásperos que se adhieren, especialmente a la ropa de dormir.

Pruebe las sábanas de percal en lugar de las de satén, ya que están hechas con un tejido más suelto y, por tanto, son mucho más transpirables.

Bloquea la luz

Mantén las cortinas o persianas cerradas durante el día para que no entre el sol. Las persianas opacas se crearon para este tipo de clima y las contraventanas también son útiles para bloquear la luz y dejar entrar el aire. Las luces y los electrodomésticos pueden generar mucho calor, así que apágalos si no los necesitas.

Para empezar, ten en cuenta factores como la orientación de tu ventana, dice Jason Peterkin, director de 247 Blinds. Por ejemplo, una habitación orientada al sur se beneficiará de materiales térmicos más gruesos para ayudar a mantenerla fresca.

En general, las persianas venecianas de madera y las persianas de plantación son ideales para mantener la temperatura en el hogar, ya que permiten ajustar la cantidad de luz que se filtra en la habitación modificando el tamaño del hueco entre las lamas.

La madera también actúa como conductor natural del calor, ayudando a mantener el aire caliente fuera durante los meses de verano.

Si quiere bloquear completamente la luz del sol, opte por las persianas opacas. El tejido grueso no sólo ayudará a regular la temperatura de la casa, sino que también te asegurará un mejor descanso nocturno durante los meses más luminosos y las mañanas más claras.’

Lee más sobre el descanso: ¿A qué hora es recomendable despertar?

Encuentra una buena ventilación

Cuando tenemos calor, es tentador abrir todas las ventanas y puertas posibles para que circule el aire. Sin embargo, no siempre es la opción más inteligente.

Para decidir si mantener las ventanas cerradas o abrirlas ligeramente, hay que tener en cuenta la orientación del sol. Las ventanas orientadas al norte y las orientadas al sur necesitan una consideración diferente a la hora de refrescar nuestras habitaciones.

La decisión de abrir las ventanas o mantenerlas cerradas depende de su posición, aconseja Adam Pawson, Director de Digital de Safestyle.

Si las ventanas están orientadas al sur, es mejor cerrar las cortinas o persianas, o poner la ventana en posición de ventilación nocturna para que entre algo de aire.

En cambio, si las ventanas están orientadas al norte, es aconsejable mantenerlas cerradas para evitar que entre el aire caliente.

Si tienes un ático, prueba a abrir la trampilla. El aire caliente sube y esto le dará un lugar a donde ir.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *