siesta de café

¿Qué es una siesta de café?

No sabes qué es una siesta de café no te preocupes aquí te decimos todo lo que necitas saber para que la pongas en práctica.

Cómo hacer la siesta perfecta del café

Ah, el bajón de energía de la tarde. El slog de horas después del almuerzo y antes de la cena cuando toda tu energía y fuerza van a mantener tus ojos abiertos y tu cuerpo en movimiento. Coges una taza de café, seguida rápidamente por otra… y luego otra. “¿Algún monstruo preparó café descafeinado?”, te preguntas mientras esperas desesperadamente el impulso de energía que promete el consumo de cafeína.

Si esto le suena a usted, entonces puede ser un candidato ideal para una siesta de café. Olvídate de tu taza de café habitual y prueba la última tendencia que se está gestando para los amantes del café y del sueño por igual: el nappuccino.

También podrás leer: Aprende como acabar con las pesadillas

¿Qué es una siesta de café?

¿Mantequilla de cacahuete y mermelada, Hall & Oates, café y siesta? Aunque la combinación de cafeína y sueño puede parecer contradictoria, tomar una taza de café justo antes de acostarse puede hacer que te sientas con más energía al despertar.

La ciencia dice que esta idea no es una quimera, sino una reacción química real. El culpable de esos bajones de energía vespertinos se llama adenosina, un compuesto químico que se encuentra en el cuerpo y que favorece el sueño. En el punto álgido del cansancio, la adenosina circula por el cuerpo en grandes cantidades y sólo empieza a disminuir una vez que comienza el sueño.

siesta de café

¿Cómo puede ayudar una siesta de café?

Cuando se trata de bienes inmuebles en el cerebro, los receptores son el equivalente a una propiedad en primera línea de playa, y la cafeína compite con la adenosina por la oferta ganadora.

Aunque la cafeína no puede reducir el nivel de adenosina en el cuerpo (sólo el sueño puede hacerlo), puede bloquear los efectos de la adenosina uniéndose a los receptores cerebrales, lo que le permite despertarse con energía y renovado, en lugar de cansado y aturdido.

Pero es importante recordar que la siesta del café es realmente un dúo y no un solo. Al tomar café y luego hacer una siesta rápida, le estás dando a tu cuerpo lo mejor de ambos mundos. Mientras duermes, la adenosina empezará a desaparecer naturalmente de tus receptores cerebrales, y esencialmente extenderá la alfombra de bienvenida para que la cafeína, aún más energizante, ocupe su lugar. ¿El resultado? Una armonía perfecta de energía y alerta que sólo puede lograrse combinando cafeína y sueño.

Nuestros mejores consejos para la siesta con café

Beber café, dormir la siesta en algunos de los colchones king size que permiten un descanso excelente, conquistar el mundo. Suena bastante fácil, pero hay algunos consejos y trucos que debes tener en cuenta antes de intentar tu primera siesta de café.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *